No es una receta de amor.

Esto no es una receta de amor,
es del más puro desprecio.

De ese que doctores no medican por el riesgo a un paro cardíaco,
pues cada letra es una prescripción al mismísimo entierro donde gusanos devoran al cuerpo inerte y despistado.

Anoche me senté con Sabines para planear tu muerte;
me dijo que el tiempo es arma ideal para amedrentar con la indiferencia…
Entonces llamé al Tic Tac del reloj para indicarle su primordial tarea.

No quiero asfixiarte con mis manos

no quiero clavarte un machetazo

menos manchar mi nombre con la sangre de tu sangre

sólo doy la receta del que ignora,
que de en letra en letra te manda al fondo del olvido
así por salud la sigas
y no vuelvas.

*Painting by Paul Kuczynski

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s